Gunilla_1.jpg (28725 bytes)

Gunilla



Aparejo

Bricbarca de tres mástiles

Motor

Caterpillar 420 Kw

Puerto base:

Öckerö, Suecia

Propietario:

Rederiaktiebolaget Gunilla

Eslora 61,00 metros
Manga 8,35 metros
Calado 2,90 metros
Altura total 34 metros
Superficie Velas 1.040 m2
Material Acero
Año de botadura 1940
Dotación 38 + 10 Tripulación
Gunilla.jpg (29529 bytes)
Referencia

El T/S Gunilla, fue botado en 1940 y construido en Oskarshamn, costa este de Suecia. Inicialmente, su aparejo era de goleta (velas triangulares en sus tres palos). No comenzó a navegar hasta el final de la II Guerra Mundial, haciéndolo como buque de carga, pasando por las manos de varios propietarios en este cometido.

Gunilla_2.jpg (39431 bytes)En el año 1954, fue sometido a varias transformaciones: se le aumento la eslora ocho metros y se convirtió en buque a motor. Continuó con su labor de transporte, navegando con el nombre de Mónica desde 1961, recuperando el de Gunilla en 1965. Su última carga de grano, la realizó en enero de 1997, cuando fué adquirido por la asociación MBV de Öckerö, para transformarlo en buque escuela.

A finales del Siglo XX, se le sometió a nuevas transformaciones, para recuperar su fisonomía de velero. Con un nuevo aparejo de bricbarca (diseñado por Allan Palmer), se transformó el puente y la popa, restaurando totalmente el casco y equipándolo para su nuevo cometido con nuevos sistemas de navegación. Además se habilitó como aula flotante: con ordenadores, conexión vía satélite y espacios de estudio. Dando como resultado en 1999, despues de dos años de reparaciones, un barco marinero preparado para explorar el mundo y sus mares.

El mascarón, también fue sustituido en esta completa reforma, pasando, el original, al museo marítimo de Oskarshamn. El nuevo ha sido tallado por Ingemar Johanson a semejanza del original, una figura femenina (¿la hija de su primer propietario?), flanqueada en las amuras, con las palabras que dirigió  Pompeyo a sus marineros, que se negaban a embarcar en medio de una tormenta: "Navigare necesse est, vivere non est necesse" (Navegar es necesario, vivir no lo es).

En su última visita al puerto de Cádiz, la frase de Pompeyo, había desaparecido de su proa, esperamos que solo temporalmente.

Gunilla_Mascaron.jpg (34291 bytes) Gunilla_Mascaron_1.jpg (39118 bytes)